PlanAVR01

INTRODUCCIÓN

1INTRODUCCIÓN

El objetivo de este Plan de Trabajo que seguiré, de ser electo Rector de la Universidad Marítima Internacional de Panamá, es fortalecer la labor que nuestra universidad ha venido realizando continuamente desde hace más de diez años (a partir de su fundación), en cumplimiento con las obligaciones que se le fijaron, mediante su Ley Orgánica.

La elaboración de este plan que les propongo es resultado de la influencia de varias cosas, entre ellas, la experiencia que he vivido en más de 15 años como docente universitario de la Universidad Tecnológica de Panamá; los 5 años de experiencia como docente de maestría de la UMIP; más de 10 años como científico, en los que he tenido la responsabilidad de representar a nuestro país a nivel internacional en más de 50 oportunidades, publicado un libro y más de 50 artículos científicos; en los últimos 14 meses en los que he tenido la oportunidad de desempeñar los cargos de Vicerrector de Investigación, Postgrado y Extensión, de Vicerrector Académico y en algunas ocasiones, el cargo de rector encargado de la UMIP; en mis más de 25 años de experiencia en el sector marítimo, que iniciaron siendo apenas un adolescente, como operador de embarcaciones menores, posteriormente como marino en buques de carga general por el caribe y Suramérica, posteriormente como ingeniero de inspecciones de buques, como consultor marítimo, como diseñador de estructuras flotantes, como asesor de empresas marítimas nacionales e internacionales, como empresario y como representante local de empresas de tecnologías para puertos ecológicos y de software de modelado y simulación naval.

Sumado a lo anterior me he apoyado además en la valiosa experiencia que he vivido en UMIP durante estos meses en los que he tenido la oportunidad, no solo de aportar mis conocimientos, sino también ayudar a que la institución, en todas sus áreas, crezca tal como lo sueña la familia UMIP. Aún dedicando más de 12 horas diarias a esta universidad, incluyendo fines de semana, todavía quedan por culminar algunos de los grandes planes que traje al incorporarme y otros que se me han encomendado, pero me siento complacido puesto que he podido insertarme perfectamente en esta gran familia y he trabajado en armonía con cada uno de sus integrantes. He tratado, en la medida de mis posibilidades, de ser en algunos aspectos un guía para mis colaboradores, un puntal de apoyo para la administración y un colaborador ejemplar de UMIP, también he podido aprender de muchas personas aquí, de profesores, del personal administrativo y principalmente de nuestros estudiantes, ellos han sido mis grandes maestros y está claro para mi, que es para ellos que nosotros trabajamos en esta casa de estudios.

Siempre me he caracterizado por ser un fiel creyente en la educación, pues soy un resultado de ello. Es así que día a día me preocupo por la calidad de la educación que reciben nuestros jóvenes estudiantes, ya sea guiando a las diferentes unidades académicas en un plan de innovación curricular o creando oportunidades de mejoras para estudiantes y docentes en los que buscamos que el producto que entregamos a la sociedad, no sea solo capaz de ejercer una excelente labor en las empresas en donde laboren, sino también que sean personas innovadoras, apasionados por la ciencia y la tecnología. Como ejemplo, puedo decir orgullosamente que actualmente hay diecisiete (17) jóvenes panameños que estudian en el exterior a nivel de licenciatura, maestría y doctorado, y que fueron en un momento mis estudiantes de tesis y/o estuvieron involucrados en proyectos de investigación bajo mi dirección. Esto último, me llena de motivación para seguir trabajando en pos de contar, a muy corto plazo, con una masa crítica de jóvenes científicos que ayuden a crear nuevas capacidades en nuestro país y colaboren de este modo al crecimiento científico y tecnológico de Panamá. Programas como este los he iniciado en UMIP, hoy día puedo decir con orgullo que ya son más de cinco los egresados de nuestra universidad que están trabajando bajo mi supervisión en pos de lograr una oportunidad de beca para continuar con sus estudios en el extranjero. Espero en poco tiempo que este número sea de al menos veinte, que es el número mínimo de científicos que necesita UMIP para lograr su desarrollo pleno en lo académico, científico y tecnológico.

Familia UMIP, una universidad como la nuestra no crecerá como queremos si no reforzamos los pilares fundamentales de toda universidad; el académico y el administrativo. Eso solo se logra si se cuenta con una visión clara de lo que es y debe ser una universidad de primer mundo. Se requiere más que la buena disposición; se requiere tener la preparación académica apropiada, la experiencia académica y profesional adecuada y lo más importante: una demostrada capacidad de innovación y aporte científico tanto nacional como internacional. Se requiere ser un convencido de que una universidad no es una empresa cualquiera que un buen administrador puede guiarla, pues el aprender el manejo académico y científico no es cuestión de leer un libro, eso solo se logra tras muchos años de práctica y de mucho escuchar, leer y aportar al conocimiento.

Me considero un soñador, un trabajador incansable y un amigo sincero. Seguramente tengo adversarios pero no enemigos. Creo en el recurso humano de UMIP y lo valoro en su justa medida, conozco sus capacidades y el potencial por explotar que cada uno tiene. Me he concentrado en entender las funciones de cada una de las personas que aquí laboran y para cada uno de ellas tendré un plan de crecimiento profesional y de oportunidades, tal como lo he estado haciendo para el componente académico.

Mi principal debilidad para algunos, aunque yo lo considero una fortaleza, es que no soy político y por ende no prometo lo imposible o lo incorrecto. Mi principal ventaja es que es fácil demostrar lo que soy capaz de hacer, mi actuar día a día y mis logros hablan por mí. Desde que tenía cinco años aprendí sobre el trabajo y las responsabilidades, y a pesar de las vicisitudes reconocí a muy corta edad cual debía ser mi destino y no he vivido un solo día de mi vida sin que trabaje en ello. De allí que puedo afirmar que, a mis cuarenta años, no le debo favor a nadie, no respondo a nadie y no creo en ideologías ni políticas de ninguna índole que no sean las científicamente probadas. Les pido de todo corazón que lean con atención este resumen de mi plan de trabajo y confiado de que la familia UMIP tomará la decisión más correcta; la que los lleve por el sendero del bien común; alejado de la política partidista que muchos sueñan con introducir en nuestra institución, con no buenas intenciones. El futuro de este bello proyecto está en sus manos, no lo entreguemos a los que nunca hicieron y ahora quieren convencernos de poder lograrlo.

2LA VISIÓN UMIP 2021

La naturaleza, fines, obligaciones, funciones y atributos de la Universidad se encuentran establecidos en la Ley Orgánica. Debemos ser y pretenderemos ser lo que se previene en esa norma e intentar alcanzar el mayor bien común con cada una de sus acciones y pesos de su patrimonio. Cualquier desviación de ese mandato tiene que ser corregido, por lo cual revisaremos cada una de las acciones que se han emprendido y se emprenderán, y la normatividad interna vigente, para confirmar que están apegadas a derecho y para alinearlas, para que todo apoye el desarrollo integral de nuestra universidad.

Se interpretarán con amplitud los fines, obligaciones y funciones antes citados buscando enriquecer la vida de la Universidad y los beneficios sociales que derrama, sobre todo la función de servicio social, que “comprende aquellas actividades que promueven el desarrollo socioeconómico y el bienestar de la población, realizándolas en términos de docencia e investigación”, sin establecer restricciones sobre ellas; que nos faculta a ser exhaustivos en la búsqueda de oportunidades de ayudar a los habitantes de nuestro país que menos tienen; que nos obliga a realizar investigación y docencia que los beneficie directamente; que nos invita a vincularnos más estrechamente con los diferentes niveles de Gobierno que tienen una obligación semejante, para que con los mismos recursos, todos podamos generar más beneficios para la sociedad.

Sabemos que todas las obligaciones de nuestra Universidad son importantes, pero, parafraseando a George Orwell, también sabemos que unas son más importantes que otras. Daremos prioridad a “formar profesionales, investigadores, innovadores, técnicos, de acuerdo con las necesidades económicas, sociales y políticas del país y de la industria marítima internacional”, sin descuidar las otras obligaciones. Alinearemos todos nuestros atributos para vigorizar la formación de recursos humanos altamente calificados.

El esfuerzo necesario para cumplir nuestra obligación como Rector es cuantitativamente impresionante, pero no es motivo para temer, más bien es un aliento para quien le gusta trabajar, para aquellos que no ven su trabajo como una jornada de 8 horas, sino más bien, como parte de su vida. Redefiniendo esta obligación, ampliaremos nuestra oferta educativa para beneficiar a más jóvenes panameños. Ampliaremos del mismo modo la cobertura de la universidad a otras regiones del país y a otros grupos a través de la educación continua y la extensión universitaria. Promoveremos la reconversión de carreras, en beneficio de quienes encuentran que, con el paso del tiempo, las oportunidades laborales disminuyeron en la especialidad que originalmente seleccionaron y de quienes han encontrado la conveniencia de incrementarlas terminando una segunda carrera que tenga un tronco común con la primera; así como la actualización de estudios, con cursos y talleres que así lo permitan.

Pero la evaluación de esa obligación no termina ahí. Hemos olvidado confirmar que nuestra labor docente sea acorde con la obligación que tiene la Universidad, revisando si estamos o no formando los recursos humanos profesionales que el país requiere. Perfeccionaremos las políticas sobre enseñanza de idiomas y sobre el uso de la tecnología. Tampoco es aceptable pensar o expresar que la responsabilidad de los resultados de las pruebas de admisión recae en niveles educativos inferiores, por ende, asumiremos la responsabilidad de subsanar las deficiencias que tienen en su formación y los llevaremos al nivel académico apropiado para lograr exitosamente una carrera dentro de UMIP.

Consideraremos que tenemos esa responsabilidad y, siendo insistentes en el uso de medios modernos de comunicación y vinculándonos con el resto del sistema educativo público y privado, nos sumaremos al esfuerzo que el Ministerio de Educación, la SENACYT y otras organizaciones realizan para combatir esas deficiencias en habilidad lectora y matemáticas de los estudiantes de nuestro sistema educativo, lo haremos considerando que los programas de verano y las actividades de extensión cultural son también medios para subsanar deficiencias en la población estudiantil, por ende impulsaremos en nuestra universidad la organización de programas como: Jóvenes Científicos, Campamentos Científicos, Programas de Talentos Científicos y de Ferias Científicas, buscando que la familia UMIP colabore a que más jóvenes panameños conozcan sobre el mundo marítimo y fortalezcan sus capacidades de análisis y toma de decisiones.

He identificado y aprovecharemos todas oportunidades existentes de mejorar todos nuestros programas, empleando la experiencia que tenemos al respecto y apoyándonos con instituciones amigas del resto del mundo. Revisaremos y modificaremos los programas existentes, para asegurar que los perfiles de egresados y lo que hacemos para lograr esos perfiles, son acordes tanto con las necesidades del país, así como con las de la industria marítima internacional. Nos plantearemos como un problema que requiere solución inmediata el que las empresas extranjeras que se instalan en el país deban traer sus especialistas; que las empresas nacionales no tengan plena confianza del valor de la educación que impartimos, de los títulos que expedimos; que formemos profesionales muy especializados, cuando en el mercado de trabajo desempeñan funciones muy generales; y, sobre todo, la posibilidad de que no estemos atendiendo a las necesidades del país y que nuestros egresados no reciban una digna retribución a su esfuerzo, que la educación deje de ser creadora de mejores oportunidades laborales. Nos preocupará si nuestras facultades quieran sólo producir personal altamente técnico, con poca formación analítica, porque debemos entender que somos una universidad, donde se mezcle lo técnico con lo científico, con lo innovador y con lo emprendedor. Podemos avanzar rápidamente en esas difíciles tareas. En el poco tiempo que llevamos en la UMIP hemos avanzado en esa dirección, hemos aprendido que era posible soñar y hacer realidad nuestros sueños, que la principal restricción a lo obtenible no era económica, que no existía límite a lo que podemos lograr, que la clave está en sumar la creatividad, esfuerzo y cooperación de gente que ama a nuestra universidad y que se suma a enriquecer nuestro sueño.

En los últimos años, nuestra universidad ha realizado un gran esfuerzo para mejorar los atributos de su cuerpo docente: los profesores han estado participando en Diplomados, postgrados y maestrías en Competencias Docentes; en competencias de idiomas y de tecnologías de la información y la comunicación; en programas de investigación y extensión y en otros temas de interés para el docente. Vigorizaremos ese esfuerzo con programas que consoliden y mejoren los conocimientos de nuestros profesores en su área de interés y de los cursos que imparten; asimismo, con otros que reconozcan ampliamente la labor docente por sus resultados. Adicionalmente, seremos exhaustivos en la búsqueda de oportunidades de mejoramiento de nuestro cuerpo docente, a través de programas de formación de profesores en departamentos de posgrado de universidades extranjeras; retención de profesores de reconocido prestigio que se retiren de la universidad por jubilación o por las condiciones de contratación que les establecieron; y la exigencia disciplinaria y de resultados a quienes no asisten, no son puntuales, no preparan sus clases o incurren en falta de probidad.

Fortaleceremos nuestra vinculación con la sociedad, en especial con los que menos tienen, orientando el interés y esfuerzo de profesores y alumnos hacia la búsqueda y aplicación de soluciones, principalmente, para los problemas del clúster marítimo panameño. Con dichas acciones, contribuiremos al cumplimiento de nuestra obligación de formar los recursos humanos que el país necesita, pues profesores y estudiantes, además de practicar y consolidar sus conocimientos, desarrollarán la cultura de servir a la comunidad.

Por lo anterior, este plan de trabajo prioriza la obligación de formar los recursos humanos que necesita el país y la industria marítima internacional y alínea sus esfuerzos para lograrlo, por ende, orientará sus funciones docentes, de investigación, difusión y servicio social hacia el cumplimiento de la obligación planteada.

Familia UMIP: Este programa de trabajo menciona sólo algunas de las acciones que, de ser elegido Rector, se realizarán, mismas que fueron seleccionadas en base a su relevancia para cumplir con las obligaciones que tiene la Institución con el país, elaboradas en base a información disponible. Estamos conscientes que el Plan de Trabajo que presento requiere recursos, por lo cual realizaremos el diseño administrativo y las gestiones requeridas para generarlos.

Con este Plan de Trabajo, la Universidad Marítima Internacional de Panamá recuperará el rumbo requerido por el desarrollo pleno del sector marítimo del País. Estrechamente vinculada a los sectores público y privado, cumplirá con sus obligaciones establecidas en su Ley Orgánica, en especial, la de formar los recursos humanos que el país requiere. Tengo la confianza de que, al igual que en otras ocasiones, los universitarios, unidos y motivados por el amor a nuestra universidad, nos sumaremos para transformar nuestra Institución y conformarla al sueño de quienes la crearon y han luchado porque crezca continuamente.

3PROYECTOS PRIORITARIOS
El nuevo rector de UMIP deberá establecer tareas prioritarias, que sean alcanzables y que resulten en un impacto positivo para la institución, pero sobre todo que resulten en mejoras considerables de las deficiencias académicas y administrativas que tengamos. Nuestra meta es concentrarnos en 20 proyectos específicos que se describen a continuación, sin descuidar los recursos para otros proyectos no listados.
  1. La UMIP requiere una urgente revisión de su normativa para adaptarla a la realidad universitaria y al contexto actual nacional e internacional. Será nuestra prioridad número uno que en un plazo no mayor a 3 meses se revise profundamente el estatuto universitario y la Ley Orgánica, se hagan las modificaciones y se someta a aprobación ante los entes correspondientes.
  2. Se demanda una Universidad de calidad con competencia internacional y que a la vez alcance a una población mayor. La sociedad, el gobierno y los sectores productivos exigen una Universidad comprometida con la excelencia educativa y a la vez una Universidad abierta, transparente y eficaz, que promueva la rendición de cuentas, la equidad, igualdad de género y condición social. Para ello actualizaremos la oferta académica actual, la ampliaremos y acreditaremos nacional e internacionalmente. Fortaleceremos los programas de posgrado y de extensión. Daremos prioridad a la formación científica y tecnológica y a las competencias para la vida.
  3. Los estudiantes, la sociedad y las empresas, demandan un sistema educativo de atención casi personalizada y moderno que aplique las prácticas de enseñanza y aprendizaje más efectivas. Para ello fortaleceremos las capacidades actuales e incorporaremos nuevas tecnologías de enseñanza aprendizaje que incorporen las TICs y que permitan hacer uso más eficiente de los simuladores, laboratorios y cada una de las herramientas con que contamos y con las que contaremos. Buscaremos brindarle al estudiante y a los profesores las herramientas que requieran para que el proceso de enseñanza aprendizaje sea más llevadero y efectivo mediante la creación de programas virtuales y semipresenciales. Le daremos las capacidades necesarias al Centro de Simuladores y los otros laboratorios existentes para que se conviertan en referentes nacionales y regionales.
  4. Consolidar un modelo educativo de mayor vanguardia en el ámbito educativo internacional, centrado en el aprendizaje y basado en competencias. Se transformará el modelo educativo por objetivos a uno mixto por competencias y objetivos, introduciendo carreras técnicas y haciendo posible las dobles titulaciones. Se reforzará el ITEMAR y el MLC de modo tal que se transformen en las nuevas herramientas de generación de conocimiento paralelo que nuestra universidad necesita.
  5. Necesitamos consolidar un sistema educativo que no sólo produzca recursos humanos sino empresarios y líderes que generen fuentes de empleo y en general ciudadanos globales de conductas ejemplares que generen bienestar en la sociedad. La Universidad tiene que estructurarse y constituirse en un referente de características y cualidades de lo que la sociedad aspira a ser en el futuro. Se reforzarán las capacidades actuales de la incubadora de empresas marítimas, de los centros de investigación y de los institutos para que sean la punta de lanza de la generación de nuevos conocimientos en la universidad. Al mismo tiempo se trabajará en la creación de nuevos centros de investigación en la sede y en algunos sitios estratégicos para el estudio de los recursos marinos costeros, pesca y otras áreas del sector marítimo todavía sin explotar en la UMIP.
  6. Identificar áreas del conocimiento estratégicas para impulsar la investigación que responda a la resolución de problemas del clúster marítimo nacional y de la industria marítima internacional, y que responda a la solución de problemas para crear una sociedad con mayores oportunidades para todos. Enfocaremos nuestros esfuerzos en convertir a la UMIP en un modelo internacional en varias áreas del conocimiento como lo son: los recursos marinos costeros, la logística y la sostenibilidad marítima, sin descuidar otras áreas del conocimiento marítimo. Se planea contar con una planta de científicos de al menos 20 en 5 años de modo tal que nos ayuden a convertir la UMIP en una fuente de generación de conocimiento reconocida a nivel internacional.
  7. Desarrollar un sistema de innovación que se promueva transversalmente desde la formación educativa en todos los niveles, incluyendo investigación y alcanzando la gestión administrativa y la organización de la universidad. Para ello haremos una reingeniería de la administración de la UMIP llevando a cabo una distribución más equitativa de las funciones, automatización de procesos y sobre todo la modernización de la gestión administrativa de la universidad. Esto incluye un programa de crecimiento profesional para nuestros colaboradores y una política tanto clara como justa de ascensos y salarios. Reforzaremos los programas de seguimiento de la calidad y acreditación internacional adicionando nuevos actores que permitan expandir las posibilidades de nuestros estudiantes.
  8. Crearemos las bases para que la universidad amplíe sus servicios a la industria marítima y a la sociedad en general y de esta forma logre obtener mayores recursos que ayuden a disminuir el aporte económico que hacen actualmente los estudiantes a la universidad. Nuestra meta es que, en 3 años, el ITEMAR, Extensión Universitaria, MLC y los centros de investigación generen el 50% del componente del presupuesto que debemos auto gestionar y que en 5 años ese monto alcance el 75%. De este modo, disminuiremos los costos de las carreras que ofrecemos en al menos un 15% anual hasta equipararlas con otras universidades oficiales del país.
  9. Promover la cultura de la innovación y el emprendedurismo a nivel transversal en la currícula de todos los niveles educativos de la Universidad y reforzar los centros para la creatividad e innovación que funcionen con filosofía de puertas abiertas para toda la Universidad. Dotaremos de las capacidades necesarias a todas las facultades e institutos para que fortalezcan sus programas e incluyan en sus planes un fuerte componente de innovación y creatividad, que cuenten con laboratorios especializados e innovadores para el desarrollo tecnológico de gran valor agregado.
  10. Actualizar la infraestructura de la Universidad para otorgar a nuestros estudiantes mejores servicios educativos y de gestión administrativa, de cultura y deportes. Nos concentraremos en la gestión de obtener nuevos terrenos y/o lograr el traspaso de los actuales al patrimonio de la UMIP, de forma tal que nos permita desarrollar la infraestructura necesaria para el futuro de nuestra universidad. Será nuestro objetivo contar con edificaciones acordes a una universidad de primer nivel, con una capacidad para atender a no menos de 3 mil estudiantes, con dormitorios, cafeterías y espacios para el deporte y la cultura acordes a las necesidades.
  11. Ampliar el alcance de la UMIP a otras regiones para lograr responder con eficiencia a la demanda de cobertura y generar polos estratégicos de cobertura educativa, realizando estudios de necesidades educativas en diferentes áreas del país. Es nuestro objetivo a corto plazo establecer centros regionales en al menos 3 nuevas regiones del país e incrementar la cobertura del ITEMAR a la mayoría de las regiones costeras e insulares del país. Convertiremos el MLC en el centro de formación en Inglés marítimo que Latinoamérica necesita, mediante el fortalecimiento de sus capacidades y la ampliación de su oferta virtual.
  12. Consolidar la política de promoción académica y administrativa para el personal y crear mejores condiciones para su desempeño. Desarrollaremos los programas de maestría y doctorado necesarios para el crecimiento profesional de nuestros docentes al mismo tiempo que impulsaremos un plan de formación académica para los administrativos. Crearemos programa de incentivos para estudios y de becas para docentes y colaboradores y estableceremos un plan de inserción de nuevos talentos atrayendo a egresados mediante programas de formación continua y carrera docente.
  13. Nuestros estudiantes requieren de nuevos programas de asistencia económica y social. Para ello reforzaremos el programa de alumno colaborador, crearemos los programas de asistente estudiantil y fortaleceremos los programas de becas sociales.
  14. La industria marítima requiere de profesionales con capacidades y conocimientos en otros idiomas por ello reforzaremos los programas de enseñanza de idiomas mediante la incorporación de nuevas tecnologías para la enseñanza de idiomas. Se impulsará la docencia bilingüe en áreas de especialidad y se crearan nuevos programas de formación docente bilingüe para las diferentes especialidades. Se revisará el sistema actual de enseñanza y se fortalecerá con los recursos necesarios para que logre un mayor impacto.
  15. Se impulsarán programas de reconocimiento a la labor destacada de docentes, administrativos y estudiantes creando programas de incentivos y beneficios para los que destaquen.
  16. Nuestros docentes e investigadores requieren de espacios de trabajo apropiados, espaciosos y cómodos para el desempeño de sus funciones, por lo que será una prioridad adecuar los actuales y construir nuevos que redunden en una mayor satisfacción de nuestros colaboradores.
  17. La UMIP cuenta con personal altamente calificado, pero muchos no cuentan con posiciones laborales acordes con su hoja de vida. Se revisará cuidadosamente la hoja de vida de cada colaborador y su evaluación del desempeño de modo tal que se haga una reorientación de sus funciones de ser necesario, se le brinde mayores oportunidades de crecimiento y reciba un salario justo de acuerdo a sus capacidades.
  18. El sistema de liderazgo que lleva la UMIP es el fundamento de nuestra razón de ser y por ende requiere de una atención especial. Nos concentraremos en revisar minuciosamente el alcance del sistema de liderazgo, incluyendo las reglamentaciones, y evaluaremos científicamente su impacto en la formación de nuestros estudiantes. Buscaremos nuevas metodologías y reforzaremos las capacidades de las diferentes unidades académicas de modo tal que todos aportemos a la formación integral de nuestros estudiantes.
  19. Una universidad requiere formación en valores, con ética y con sentido social. Esto se logra impulsando programas de formación continua para docentes, estudiantes y administrativos que impacten positivamente su actuar. Será nuestra misión lograr reducir a cero los casos de falta a la ética de nuestro personal académico y administrativo incentivando las conductas ejemplares, la responsabilidad social y el cuidado al medio ambiente. Impulsaremos programas de formación cultural y deportivos y sobre todo de asistencia social a los más necesitados.
La UMIP requiere de una población estudiantil mayor a la actual. Crearemos los planes y programas para la promoción de la universidad a nivel nacional e internacional de modo tal que contemos con la masa crítica de estudiantes que se requiere. Al mismo tiempo crearemos programas de reforzamiento a los bachilleres marítimos y de atracción de talentos.
4?

Para ver el plan de trabajo completo favor dirigirse a: Adanvega@rector.com O escribanos a adanvega@rector.com Facebook: adanvegarector Teléfono: 6019-8076

Doctor Adan Vega was and still been the most outstanding PhD student that my department have ever had. He broke all the records of paper publications. Professor Hidekazu Murakawa. Osaka University, Japón

Doctor Adan is the kind of leader that our universities need. Doctor Newton Pereira, University of Sao Pablo, Brazil

Adan is the kind of partner that each scientist would love to have, always ready to solve and support. Doctor Chris Truman. Imperial Colleague of London, Inglaterra

Doctor Vega wrote the book that made it possible to complete my PhD thesis. Doctor Nin Wang, China

Gracias a la asesoría del Doctor Vega, a quien no conozco en persona, logré graduarme con honores de mi maestría y publicar dos artículos científicos, esto sin tan siquiera conocernos. José A. Tejeira. Veracruz México.

5BIOGRAFÍA DEL CANDIDATO:

El Doctor Adán Vega Sáenz nace el 23 de diciembre de 1975 en Sabanitas, Provincia de Colón. Realizó sus estudios primarios en la Escuela Buena Ventura ubicada en el pueblo del mismo nombre. Sus estudios secundarios los completó el en Primer Ciclo Portobelo y en el Instituto Rufo A. Garay, donde obtuvo el título de Bachiller en Ciencias. Posteriormente realizó estudios de Marino Polivalente y de Navegación Costera, lo que complemento durante 8 meses de navegación por el Caribe y Sur América. En el año 2001 culmino estudios de Licenciatura en Ingeniería Mecánica con Tendencia Naval en la Universidad Tecnológica de Panamá, donde posteriormente obtiene el título de Posgrado en Ingeniería de Planta y Posgrado en Ciencias de los Materiales. Paralelamente trabajo durante 7 años como inspector naval, evaluación estructural de embarcaciones, reparación y mantenimiento. En el año 2005 viaja a Japón becado por el Gobierno Japonés donde obtiene el título de Doctor de filosofía en Arquitectura Naval e Ingeniería Oceánica de la prestigiosa universidad de Osaka. Su tesis doctoral permitió el desarrollo del primer robot para conformado de cascos de buques y los modelos matemáticos desarrollados siguen siendo utilizados por la mayoría de los ingenieros en construcción de estructuras soldadas. Es actualmente un reconocido científico a nivel internacional; profesor universitario en 4 países; ha sido consultor internacional de más de 20 empresas y organizaciones; Presidente de 2 empresas de consultorías y de ingeniería de soldadura; Presidente del Instituto Panamericano de Ingenieros Navales (IPIN); ha escrito un libro de texto y más de 50 publicaciones científicas. Ha dictado conferencia en más de 50 oportunidades en más de 30 países. Convirtiéndole en uno de los científicos jóvenes con mayor impacto del país.

En julio de 2015 se integró a la UMIP como Vicerrector de Investigación, Postgrado y Extensión y posteriormente como Vicerrector Académico. Colaborando en múltiples tareas y comprometido con el desarrollo de los diferentes planes y programas de la institución. El Doctor Vega se caracteriza por su don de gente, su alto grado de compromiso y su clara visión académica y administrativa. Un trabajador incansable, soñador y sobre todo conocedor de la realidad académica y administrativa de la UMIP. Su aporte a la industria marítima internacional no se limita a lo académico y científico, pues ha colaborado en importantes proyectos para el desarrollo de la industria marítima internacional.

Enamorado de la ciencia, cree fielmente en que la educación superior es el camino a un futuro mejor. Siempre dispuesto a dar más de lo posible y a ofrecer ese consejo y soporte amigo que se le solicita, el Doctor Vega enfrenta con responsabilidad este reto y los invita a tomar la decisión más sabia, la correcta, la que le asegure a la UMIP contar con un rector con las capacidades esperadas y con los conocimientos necesarios; con la visión científica académica clara del futuro de la UMIP y sobre todo comprometido a llevarlo a cabo. Una persona con un pasado ejemplar y que garantiza un futuro prometedor para la UMIP que todos soñamos.